• 600 400 2000

Papás trabajólicos

Ver receta

Por gusto, por exigencia del trabajo, por falta de organización, aumentar los ingresos… son varias las causas que nos llevan a volvernos trabajólicos, pero cuando somos papás esto tiene una cara poco amable para nuestros niños y es que por dedicarle tiempo al trabajo no destinamos el suficiente a ellos. ¿Y esto cómo les impacta?

Por mucho que ellos sean el motivo para buscar mejores alternativas para nuestra vida, hay que preguntarse hasta que punto está teniendo costos en lo personal. Específicamente, en si tengo tiempo para verlos crecer, para conversar, conocerlos, saber quiénes son sus amigos. Si estamos lejos de poder hacerlo, es momento de que veamos nuestras prioridades o busquemos cómo compensar esta falta de tiempo, pero no de una manera material sino con afecto e intentando estar presente de alguna forma. Se debe tener en cuenta que desde que ellos son pequeños construimos nuestra relación, la comunicación y la confianza, pero dedicándoles poco tiempo todo esto es difícil de lograr. Incluso hay estudios que indican que la ausencia de los papás influye en trastornos de aprendizaje o alimentación.

Si es imposible hacer cambios, al menos al corto plazo, llámalos por teléfono, déjales mensajes o aprovecha al máximo el poco tiempo juntos ya que por cansado que estés ellos agradecerán esos juegos y cariños.

Volver


Copyright © Cencosud, Santiago 2017. Sitio no optimizado para versiones inferiores de Internet Explorer 9.